Noticias

Republicanos rehúsan retirar urnas

Luego de que ya se emitieron más de 1,5 millones de votos en California, los líderes del Partido Republicano en el estado dijeron el miércoles que no cumplirán con la orden del principal funcionario electoral de la entidad de retirar urnas no oficiales de los condados con apretadas contiendas para un escaño en la Cámara de Representantes federal.

El secretario de Estado de California, Alex Pandilla, y el procurador general, Xavier Becerra, —ambos demócratas— señalaron que esas urnas no oficiales son ilícitas y han ordenado a los republicanos que las retiren para el jueves. Temen que los votantes confundan esas urnas republicanas con las oficiales que fueron instaladas y son supervisadas por los funcionarios electorales de los condados.

Los líderes del Partido Republicano en el estado dijeron que colocaron estas urnas en los condados de Orange, Fresno y Los Ángeles. El miércoles, los dirigentes del partido no quisieron decir en qué otro lugar habían colocado esas urnas o cuántos votos han recogido de ellas.

Pero Tom Hiltachk, el abogado del partido, dijo que esas urnas cumplen con la ley de “cosecha de papeletas” de California, la cual permite que la gente recolecte las papeletas y las entregue a las oficinas electorales del condado.

Hiltachk señaló que todas las urnas del partido están en espacios cerrados en la sede del partido en los condados, así como en iglesias o tiendas que han aceptado participar. Añadió que las urnas están cerradas y son supervisadas.

“El hecho de que sea una urna no la convierte en ilícita”, dijo Hiltachk. “Si tenemos que usar una bolsa, entonces usaremos una bolsa”.

Una vez que un votante llena una papeleta, cualquiera puede entregarla. La mayoría de la gente las manda por correo en sobres prepagados proporcionados por las oficinas electorales de su condado. Pero otras personas las depositan en urnas oficiales instaladas en el condado.

La ley estatal define el “buzón de voto por correo” como un “receptáculo seguro establecido por un funcionario electoral de un condado o ciudad”. El secretario de Estado tiene reglas sobre el diseño de las urnas, cómo deben ser etiquetadas y con qué frecuencia se deben recolectar las boletas. Pero los funcionarios electorales de los condados deciden cuántas cajas tener y dónde ponerlas.

Los partidos políticos en ocasiones recogen las boletas de sus simpatizantes y las entregan en las oficinas electorales del condado, lo que se conoce como “cosecha de papeletas”. Algunos estados han prohibido esta práctica, pero es legal en California.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *